AMBOS MAL: DECISIONES DE LA JUNTA DE COMISARIOS, Y REACCIÓN DESPROPORCIONADA DEL PÚBLICO

Descontento del aficionado con los fallos de la Junta de Comisarios no permitió culminar la reunión de carreras del último domingo en Monterrico

Un ambiente bastante caldeado se vivió este último domingo en el Hipódromo de Monterrico, en donde no se pudo culminar la reunión de carreras que comprendía trece carreras, luego de disputarse la undécima del programa.

Luego de conocerse el distanciamiento del ejemplar EGALARI a favor de SPEEDALOVE, el público reaccionó con mucha desazón. Al principio fueron pifias y gritos, a los que le siguieron reacciones más violentas como lanzar objetos contundentes a la tribuna de socios, y forcejear la puerta que la separa de la tribuna de primera.

Lo más crítico sucedió luego, con el lanzamiento de botellas de vidrio a la pista de carrera, y el ingreso de un grupo de aproximadamente diez personas a la misma con el objetivo de interrumpir el desarrollo de la reunión de carreras. Fue necesaria la intervención policial para desalojar a dichas personas.

Sin embargo la reunión de carreras no pudo reanudarse, ya que no había garantías para el espectáculo. El público aficionado estaba descontento en alto grado, y había inclusive amenazas contra el jinete de Speedalove Martín Chuan. La decisión del Jockey Club del Perú fue suspender la reunión (luego de hora y media de intentos por reanudarla), devolviéndose el monto de las apuestas jugadas, y en otros casos culminándolas anticipadamente (como en el caso de la cuádruple) con la carrera anterior.

Desde nuestro humilde punto de vista, no es justificable en ningún caso la violencia, ya que con situaciones como ésta, han podido ocurrir desgracias mayores sobre personas inocentes, además de que se ahuyenta al nuevo público que acude a Monterrico; sin embargo se entiende el malestar del público aficionado con las recurrentes malas decisiones de la Junta de Comisarios al realizar distanciamientos como el del día de ayer. Ya desde hace varias reuniones de carreras, se observa decisiones polémicas que no se rigen por el mismo criterio, de parte del cuerpo de comisarios. Esta vez no fue la excepción, y el ejemplar que cruzó la meta primero fue distanciado (erróneamente desde nuestro punto de vista) al segundo lugar, y esto detonó el descontento de la afición.

Este día lunes, la Junta de Comisarios habría presentado su renuncia, lo cual será confirmado en la reunión de Directorio del día martes. Más temprano, el Jockey Club del Perú había presentado un comunicado indicando que la referida Junta había puesto sus cargos a disposición.

Esperemos que con lo ocurrido el último día domingo, se tomen las medidas con el fin de : 1) Nombrar una Junta de Comisarios con miembros capacitados, que muestren criterio uniforme en sus fallos, y 2) Que se mejore la seguridad en el hipódromo, sobre todo en tribuna de primera.

El espectáculo debe continuar, y todos debemos “empujar el coche” para salir adelante.

 

Foto: José Luis de la Cruz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *