MARIN Y LA MAESTRIA DE LA ESCUELA PERUANA DE LA FUSTA

En la quinta carrera del último sábado, dos jinetazos nos ofrecieron un final no apto para cardiacos, pero completamente recomendado para los que admiramos el alto nivel de la escuela peruana.

EDWIN TALAVERANO y CARLOS TRUJILLO (así, con mayúsculas) definieron sobre las sillas de Marín y Arábico respectivamente sobre el kilómetro en la pista de césped. Desde los últimos 300, ambos ejemplares empezaron a definir la prueba, y la pericia de ambos jockeys se puso de manifiesto; por dentro Trujillo, y por fuera Talaverano exhibían su estilo y energía que los llevó a convertirse en dos de los mejores jinetes de la historia de la hípica peruana.

Al final, ambos se llevaron los méritos, pero el triunfo fue para el conducido por el ”Win”, en este caso Marín que inclino la balanza a su favor por una ventaja de cabeza. Tremendo final el que nos tocó apreciar, esta fue sin duda La Voz de la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *