XHAKA SE METIÓ CON LO JUSTO

Parecía que el panorama para el cotizado Xhaka era sombrío en la tercera del último domingo, condicional para potrillos de tres años no ganadores sobre 1800 en el césped. El tordillo PORTVELL defensor del “Doña Licha” parecía que no perdía más en los últimos 250, al haber encontrado una oportuna pasada por los palos, logrando dominar a los punteros.

Por su parte, Xhaka buscaba espacio por el medio de la cancha, pero se le cerraban las puertas, teniendo que sofrenar Renzo Rojas a su conducido. Sin embargo, faltando 120 metros, el espacio apareció, y el pupilo del Stud El Herraje embaló con tal fuerza que pudo pillar casi en la meta a Portvell que parecía que se llevaba la prueba.

Una gran forma de salir de perdedor de Xhaka, que aspira a más en distancias de fondo. Esta fue, La Voz de la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *